La creación del logo, así  como cualquier otro activo de una marca, requiere de un proceso ordenado y sistematizado, el cual comienza con la organización de la información que servirá de soporte para su diseño y creación. Esto se hace porque el logo es una pieza comunicativa, busca transmitir un mensaje a su público y por tanto, esto no puede ser al azar, tiene que ser el resultado de saber reconocer los elementos que pueden identificar a los clientes con el negocio.

Y en lo que tiene que ver con la parte formal del diseño del logo, tenemos dos opciones, contratar un diseñador profesional, o por nuestra cuenta, crear un logo, con la ayuda de herramientas disponibles en internet que nos faciliten la tarea.  Pero en medio hay una serie de etapas que nos pueden orientar mucho mas en este proceso creativo.  Por eso, vamos a ayudarte en la comprensión de este proceso, compartiendo algunos aspectos generales de estas etapas.

  1. Priorizar el contenido de nuestro diseño

A la hora de la búsqueda de la información, es posible obtener una gran cantidad, y hay que ser directos, no todo puede ser usado en nuestro diseño, hay que saber priorizar que elementos puedes ser tenidos en cuenta a la hora de crear el logo.    Esto con la sencilla razón de que el resultado sea mucho mas simple a los ojos del público.

  1. Recoge ideas valiosas a través de un brainstorming

Teniendo una base de información, puedes recoger nuevas ideas para el diseño de tu logotipo a través de una lluvia de ideas.  Reúnete con tu equipo de trabajo, orienta la discusión y recoge ideas valiosas que puedas utilizar en la creación, recuerda que de estos pequeños aportes puedes obtener buenos elementos con los que puedas perfilar tu proceso creativo.

  1. Diseña bocetos preliminares

Otra actividad que te ayuda a definir mucho mejor tu idea, es la de crear bocetos o diseños preliminares, no tienes que ser un experto en el diseño o en el dibujo, pero si necesitas tener una idea previa de que vas por buen camino, así que sin preocupación, traza un boceto que te permita evidenciar si el diseño realmente significa algo para ti, y si puede tener impacto entre el público.

  1. Comienza la creación del logo

Ya habíamos anticipado que en la parte formal de la creación del logo, podemos acudir a los servicios de un profesional, o podemos embarcarnos nosotros mismos en esa aventura, si hablamos de hacerlo por nuestra cuenta, ahí tenemos en internet las herramientas para la generación de logos, son divertidas, muy fáciles de usar y su costo es gratuito, con algunas excepciones.  Además puedes usar diferentes de estos sitios para que tengas un rango mucho mas amplio de donde seleccionar.

Para finalizar, el hecho de que tengas el logo no quiere decir que hayas terminado, debes ponerlo a prueba, enséñalo a tus círculos mas cercanos y somételo a evaluación, es la mejor manera de saber que el resultado, es una herramienta que te será de gran utilidad a la hora de posicionar tu marca.

Artículos sugeridos: